En Legaliboo utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios ofreciendo una experiencia de navegación personalizada. Si aceptas o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR | MÁS INFORMACIÓN

Contrato de permuta de bienes muebles

Nos encontramos ante un tipo de contrato por medio del cual las partes se obligan a dar una cosa para recibir otra. Se trata de un contrato bastante sencillo pero que resulta muy útil para aquellos casos en los cuales se intercambian bienes muebles. En el contrato de permuta se pueden dar dos situaciones en relación con el valor de los bienes objeto del mismo. en primer lugar, que los bienes que se intercambian presenten el mismo valor, no siendo necesario establecer una compensación por la diferencia de valor entre los mismos; y en segundo lugar, que los bienes sujetos a permuta tengan asignados valores distintos, por lo que la parte que transmite el bien de menor valor tendrá que hacer entrega, además, de una cantidad de dinero en concepto de compensación.

PVP

14,99€


#

Lo que obtendrás


De que te protege este documento


#

Que validez tiene este documento


¿Quien ha elaborado este documento?

Boo!

Legaliboo

Legaliboo es tu generador de contratos online. Además, si tienes cualquier duda adicional o quieres…
Ver ficha

Ampliación de información

La permuta se encuentra regulada en el Título V del Libro IV del Código Civil, artículos 1538 a 1541. En el propio artículo 1538 se define la permuta como "un contrato por el cual cada uno de los contratantes se obliga a dar una cosa para recibir otra".

Estamos ante un contrato consensual (se perfecciona con el consentimiento de las partes), recíproco (del contrato de permuta nacen obligaciones para ambas partes), oneroso (por la equivalencia de prestaciones) y traslativo (el contrato de permuta sirve de título para la adquisición de la propiedad y demás derechos reales sobre la cosa, siempre que se produzca la entrega de la misma).

Finalmente, resulta interesante destacar la facultad resolutoria del contrato de permuta contenida en el artículo 1540. De este artículo se desprende que, en el caso de que se pierda por evicción (pérdida del derecho sobre la cosa en virtud de un derecho anterior a la permuta) la cosa que se ha recibido, se puede optar por recuperar la que se ha dado a cambio o bien reclamar la indemnización por daños y perjuicios, si bien es cierto que el derecho a recuperar la cosa únicamente se puede utilizar en el caso de que la cosa que se entregó siga en poder de la otra parte, sin perjuicio de los derechos adquiridos sobre ella por un tercero de buena fe.